¿LOS MEJORES POLLOS DE BARCELONA? ¡LOS GALLITOS! ¡AQUÍ, EN THE YARD! 

Los mejores pollos de Barcelona son los gallitos y en este artículo os vamos a explicar el porqué. No es lo mismo un gallito, que un picantón, que un coquelet. El humilde gallito se gana su puesto en nuestra mesa.

Nuestro producto estrella:

el gallito 

Los fantásticos gallitos que servimos están criados en los Alpes, entre Lombardía y Suiza. En esa maravilla de entorno, con aire puro y agua de montaña están ubicadas las granjas de nuestros gallitos, que aseguran que el producto es único y de primera calidad. ¿Por qué creéis que son tan jugosos y sabrosos? 

Además, en las granjas de nuestros gallitos no hay overbooking. La densidad es un 30% menos de lo permitido legalmente y los animales tienen libre circulación, con lo que pueden practicar sus movimientos naturales. Y, por supuesto, los piensos de los gallitos son de lo mejorcito del mercado: maíz, soja, trigo, vitaminas y minerales para una alimentación completa.

Nuestros gallitos están libres de antibióticos. ¡Viviendo al aire libre y respirando aire puro, están más sanos que una pera! Con todos estos mimos y cuidados, está claro que el gallito es un ave de alta alcurnia. Por eso podemos asegurar, que los mejores pollos de Barcelona son los gallitos de The Yard.

 

Los pollos… 

Existen muchos tipos de pollos en el mercado. Para empezar, habría que diferenciar entre las aves de corral y las aves industriales.

¿Qué diferencia hay entre unas y otras? Las primeras, de corral o camperas, tienen un sabor más intenso, una carne más consistente y menos grasa.  También es muy diferente la forma en que se crían. Los de corral viven en semi-libertad y se alimentan de cereales. Los industriales crecen hacinados en naves y son alimentados con pienso. Al vivir tan amontonadas, es habitual que desarrollen infecciones, con lo cual reciben tratamiento antibiótico a menudo y, en algunas explotaciones, lo administran de forma preventiva.

Todo esto, amigos, se tiene que notar en el paladar, ¿verdad?  

Picantón, coquelet, pollo tomatero…

El picantón y el coquelet son dos variantes de pollo de corral. De pequeño tamaño y producción controlada, son aves que se suelen reservar para ocasiones especiales. 

El picantón suele prepararse para servirse individualmente, ya que la pieza entera suele rondar los 400 gramos. El coquelet, también conocido como pollo tomatero, es normalmente de mayor tamaño y es habitual compartirlo entre dos o tres personas. Ambas aves tienen poca grasa y su carne es firme y poco sabrosa por su juventud, lo cual permite que absorba los jugos de las preparaciones y se impregnen de todo el sabor. 

 

El gallito, el mejor pollo de Barcelona

Habiendo visto las características de todos los actores del panorama, ¿os queda claro que el gallito es el mejor pollo? En Barcelona, podéis consumirlo en The Yard, donde los cocinamos al carbón. 

El carbón realza los sabores de los alimentos, así nuestros gallitos jugosos y sabrosos quedan espectaculares. ¡Para chuparse los dedos! Además, literalmente. En The Yard es común veros disfrutar de lo lindo con nuestra comida y nosotros nos alegramos de ello. 

 

Sobre The Yard

The Yard es un nuevo restaurante en Barcelona, especializado en gallitos a la brasa.
¿Qué es un gallito? Un gallito es un ave más pequeña que un pollo, con más sabor, textura, jugosidad… ¡y carácter!.
The Yard está situado en la calle Bruc 46 y cuenta con un local con comedor interior y terraza. Con una propuesta divertida e informal, The Yard anima a sus clientes a disfrutar de los gallitos con las manos.
El horario habitual de The Yard es de martes a sábado de 13 a 16 y de 20 a 23h. (Domingos y lunes cerrado). Ofrece un completo menús de mediodía (11,90) que incluye entrante, medio gallito con guarnición y salsa, bebida, postre y café. Para quien prefiera una versión más light, también existe la opción de medio menú de mediodía (9,90) con medio gallito con guarnición y salsa, bebida y postre.
The Yard es tu restaurante de comida saludable y prepara los mejores pollos de Barcelona. Cuenta con servicio a domicilio, pudiéndose realizar los pedidos a través de su propia web. De esta manera, podéis disfrutar de los gallitos donde prefiráis.
¡Ah! ¡Y no les llaméis pollo a l’ast!